La Academia y sus recuerdos bananoides

Hoy en la tarde, tuve un encuentro con Rodrigo Vázquez y Carlos “Alex” Farmer, dos de los integrantes del grupo musical La Academia en el Club 77. Mientras escapábamos del calor ríopedrense, conversamos sobre la música, la nostalgia y algunos placeres llenos de culpa.

Dos de los integrantes  de La Academia se conocieron durante sus primeros años de estudios primarios.
Dos de los integrantes de La Academia se conocieron durante sus primeros años de estudios primarios.

Rodrigo estudia en Berklee College of Music en Boston aunque, actualmente trabaja a tiempo completo, y a Alex le falta sólo una clase para graduarse de su Bachillerato en Ciencias de Cómputos de la Universidad de Regis en Massachusetts. Ambos viven fuera del país y están en Puerto Rico promocionando su álbum musical “Llaga”.

Antes de comenzar la entrevista y para calmar los nervios, Rodrigo se toma tres sorbos de cerveza servida en vaso con mucho hielo. Entonces, comenzamos…

Johnari García (J): ¿De quién fue la idea de crear la banda?

Rodrigo Vázquez (R): Bueno, yo tenía un “par” de canciones escritas y estaba bien “badtripeao”     porque pensaba que no tenía los recursos para hacerlo.Pero mi mamá me dijo: “ tranquilo, yo te ayudo”. Ya sabía que quería grabar todo el disco en vivo, para que se escuchara bien “raw”. Así que conseguí a Alex y le pregunté si quería trabajar en el proyecto, y me contestó: “obviamente”.

J: ¿Y desde cuándo se conocen?

Carlos “Alex” Farmer (A): Rodrigo y yo nos conocemos desde el segundo grado de escuela elemental.

J: ¿Y a Leonardo, cómo lo conociste?

R: A Leonardo lo conocí en Berklee, un año antes de que comenzara la banda.

Anteriormente, formaron parte de una banda llamada Los Circuitos Bananoides. / Foto por: Johnari García
Anteriormente, formaron parte de una banda llamada Los Circuitos Bananoides. / Foto por: Johnari García

J: ¿Por qué el nombre de la banda es La Academia?

R: Porque estudiamos juntos en la Academia San José y cuando hablamos de nuestro tiempo en la escuela, en lugar de llamarla por su nombre completo, le decimos “La Academia”.

A: Pero, también creo que tiene que ver un poco con la nostalgia, en términos de los orígenes de nuestra relación, no sólo de nosotros dos, sino, de nuestro círculo de amigos. De las amistades que tenemos desde elemental.

R: Sí, de hecho el muchacho que nos ayudó a escribir algunas de las canciones,  lo conozco desde primer el grado. Y nosotros tres, en conjunto con otro muchacho más de la elemental, formamos una banda de punk, que se llamaba Los Circuitos Bananoides en séptimo grado, en el Colegio San Ignacio.

J: Entonces, ¿Los Circuitos Bananoides fue su primer experimento musical?

A: Sí, o sea, nadie sabía tocar su instrumento…

R: A mí me tuvieron que explicar lo que era un bajo. Me dijeron: “…para tocar el bajo “, y yo le dije: “ sí, sí dale”. Y a la vez pensaba: “¿Que carajo es un bajo?”

J: ¿Y cómo fue el recibimiento de esa banda en la escuela?

A:No hicimos nada, nunca hicimos nada. Las prácticas eran un desastre. Yo creo que llegamos a hacer sólo una canción entera. Nosotros, o por los menos yo, quería que tocáramos punk y se lo quería enseñar a todos mis panas, para que tocaran punk conmigo. Pero aparte de eso, se puede considerar un “guilty pleasure”, pero para mí no lo es, a mi me gustaba NSYNC.

J: ¿Y cuál era tu canción favorita de NSYNC?

A: Me encantaba el CD de “No Strings Attached”

R: ¿Que qué? A mí me lo pusieron en la primera comunión. Yo comulgué con ese CD.

J:  ¿Cuál fue la canción con la que comulgaste de NSYNC?

R:Definitivamente fue Bye Bye Bye o si no…

Rodrigo y Alex estallan de la risa, mientras cantan el coro de la canción “It’s gonna be me de NSYNC. Al calmarse de su ataque de risas, me hablan sobre el estilo musical de su agrupación. Me explican que es un estilo “power pop” con influencias “grunge”.

Rodrigo es quien principalmente compone la música y letras de las canciones. Me explica que por lo general él ya tiene la idea de la canción y el grupo lo ayuda a montar la pieza musical. De la misma forma, la idea de grabar el disco fue de Rodrigo, quien al principio lo veía como un proyecto para probarse a sí mismo, pero que al terminar de grabar entendió que podría ser un excelente portafolio de trabajo, ya que aspira a componer canciones para otros artistas.

Según me relatan Rodrigo y Alex, el 85% del álbum fue grabado en un período de 24 horas y el título (“Llaga”), lo eligió inspirándose en un año difícil de su vida en el cual tuvo que pasar por un proceso de sanación.

Desde siempre se apegan a sus recuerdos y los reviven entre risas. / Foto por: Johnari García
Desde siempre se apegan a sus recuerdos y los reviven entre risas. / Foto por: Johnari García

El álbum musical “Llaga” esta disponible en formato digital a través de laacademia.bandcamp.com y también se puede comprar en formato de CD en cada una de sus presentaciones. La Academia estará tocando próximamente en las siguientes fechas: el 20 de agosto en Club 77 con un costo de entrada de $ 4.00, el 21 de agosto será el “Release Party” en Handlebar y el 23 de agosto se presentarán en las Palmas Station.

 Para más información sobre la banda, pueden encontrarlos a través de Facebook, Instagram y laacademia.bandcamp.com


Por: Johnari García