Cartas cara al sol

               Carta fúnebre (e-pistola)

Quién sabe lo que duele perderte
quién te encuentra, quien te encuentre
que dichosa suerte.
Llora un reflejo de verte en un retrato
como si te hubieras muerto a la distancia
en un Texaco

Desempólvame la caja de los sueños
destristece las canciones con tu voz
bien que fue temblar la luna en nuestros labios
con el sol oculto, enjuto entre los dos
dejaré a los ojos que pronuncien mil retratos
naciendo una tarde
venciendo veranos
besando en el pecho
lo que no cupo en los labios

Es la vida la muerte la espera o tu voz
la única sorpresa de la vida
la última tarde de hoy

 

                cartillería

Las noticias notifican las noticias notifican
no te aflijas mortifica las noticias notifican

Que ganas de
hurgarlas con la uña
contra la médula y su corazón,
que tiene frío
y quiebra músculos exentos

en tu página amarilla la noche
en cualquier cigarrillo se tiñen los vientos

 

               la carta perdida

petrosol
fluvio de luz

Tus manos desatadas para trabajar
se deshojan, gris, en el aire

Cuando no le queden flores a tu imagen
te diré de ellas cuál tan calladamente guardo
o más bien, su misterio que es tuyo
como si en tus vísceras versara quejoso su capullo

petrosol
fluvio de luz
Río Piedras


 

10621012_10152624668500937_1023235730_n

Gaddiel Francisco Ruiz Rivera tiene un corazón de esos que se prestan al amor y nunca negocia con el mundo. Ave de tránsito entre pueblos y recintos, es el de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras su más reciente parada, en la Facultad de Humanidades. Ha publicado Vía Crucis de la otredad (Educación Emergente, 2012), y está en vías de publicación de otro proyecto poético.