Como un café contigo


Escrito por Román López Lara


Mi negra, tengo una terrible noticia, una de esas noticias que dan escalofríos, que no pueden ser anunciadas de otra forma que no sea ésta, tan escandalosa, tan neurótica, tan innecesaria a las 8 de la mattina… pero es que el café es un Commodity.

Me tiembla el cuerpo, como agua cuando la calienta el fuego.

Se pudrió todo, nena, nos jodimos porque ayer la Bolsa estuvo al alza y no me parece coincidencia que se llame “Bolsa”. En cualquier esquina de Buenos Aires una bolsa es una fundita de perico, y en cada rincón de este planeta un Comomodity es una mercancía con la que se hacen predicciones de precios, y un grupito de gente se mete muchísimo dinero en los bolsillos con la especulación de esos productos, y esa gente también se mete muchas bolsas cuando van a trabajar a la Bolsa.

Entonces mi amol, el precio de ese cafecito que yo te cuelo hoy a la mañana después de estrujarnos un chín, rememorando lo de anoche cuando nos dimos unos besos más largos que la Av. Rivadavia, el precio de ese cafecito que nos bebemos mientras me desenredo de tu piel, fascinante(…) el precio de ese cafecito está sujeto a las predicciones que hacen un grupo de tígueres en un edificio de Wall Street. mar de lunares en el que obnubilado me pierdo, mientras tú te desenredas de mis labios y el sabor de mis acentos, el precio de ese cafecito está sujeto a las predicciones que hacen un grupo de tígueres en un edificio de Wall Street, pila de tígueres que pueden dejar al mundo entero en una escasez de café y más importante aún, mientras escasea el café más dinero ganan porque túsabe’ que “la escasez es la premisa de la acumulación”… entonces tristemente me percato y me digo que «mientras más escasea el perico, más caro se pone el café, o viceversa»… y así, en un loop infinito algún día no habrá ninguno de los dos.

Ya la cafetera greca suena. Veo el vaporcito subiendo: transparente, efímero, repta por el aire y las paredes. Durante cinco segundos la cocina de una ciudad cosmopolita huele a campo. Sirvo dos tazas. Estarás en la cama y de seguro te contaré la noticia de una manera menos alarmante, más tranquila, más de persona que se siente estar en donde quiere estar:
Aquí
Ahora
Truco
Beso
Retruco
El perfume de tu voz acaramelando la mañana
“Cosas sin importancias. Cositas.”
Como un café contigo.


roman avatar 
Román López Lara realizó sus estudios subgraduados en Sicología en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Luego de graduarse se traslada a Argentina donde actualmente cursa una maestría en Sicología Social Comunitaria en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Román también es militante de la Red de Acción Política (RAP).