For an Antipoetic

Anti poetas de la poesía somos
hoy grandes los antitodos.
¡Cuan necesario
este espíritu del exterminio!
Olvidemos los trazos,
por siglos trazados,
para mirar sin infinito,
infinitamente el todo,
en crepusculares versos
antipoéticamente versados.
Al infierno vayan todos
a vivir sus reglarios,
eternos a la violeta
los eruditos de ayer y hoy.
Quémense con mis versos prosaicos,
y en musicales no sonoros poemas
descansen nunca jamás a mi sin son.
Malditas sus divisas estas
que geográficos limites
marcan y culturales sellos ponen.
Sepan que ya ha mucho tiempo
que da lo mismo un dinga
que un candombe,
si al fin son nasalísimos sonidos,
contrapunto entre seseantes
habladores aspirantes…
que se acaben los aquellos,
y salcocho seamos ajiacoso
y homogénea sambumbia pregonemos.
Seamos la anti-regla de lo anticipado,
y anticipémonos a una anti-anti-
anti- anti-anti-poética…


Por: Xavier A. Jiménez Cuba