Luis Díaz: “A nosotros los boricuas nos conviene la independencia para integrarnos al mundo”

Luis Díaz, integrante del binomio de rap, Intifada, presentará su primera antología poética mañana jueves primero de octubre de 2015. La puesta en circulación del libro tendrá lugar en El Taller, localizado en la calle Roble del casco urbano de Río Piedras.

La trayectoria musical de Díaz, una en la que ha formado sólidos puentes fraternales entre las culturas juveniles de Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba, me motivó a conectar y discutir con él  algunos temas  y escenarios sociales –hoy conflictivos- que por años han distinguido el contenido sociopolítico de sus canciones; unas que actualmente toman más y más vigencia y peso político a pesar de haber sido escritas hace 5 o 10 años atrás.

Gracias a la recomendación del periodista Hermes Ayala pude conseguir el contacto de Díaz con el fin de realizar una extensa pero amena entrevista de preguntas y respuestas que se dio a través de un transparente y coloquial intercambio vía correo electrónico durante la noche de ayer. Sin más aclaraciones que hacer aquí presento lo que el maestro, historiador, cantante, poeta y revolucionario, Luis Díaz, piensa sobre la actual situación de los Estados Unidos, el Caribe y América Latina.

Nunca se me olvida la línea que abre la canción de Intifada “Nuevo Mundo” donde dices: “No hay un Washington que valga”…Y es que la frase me parece tan vigente y chispeante que parecería que la escribiste ayer mismo luego de ver las noticias.

Te lo menciono porque el tema más importante del país, hasta el momento en que nos escribimos, es: la deuda pública de Puerto Rico.

Washington se ha convertido en ese monumental apellido e imaginario clave de poder con cuya acción se presume la resolución del problema de la deuda pública…

A veces siento, o por lo menos cuando leo artículos noticiosos de aquí o de allá sobre el monstruo temático de la “crisis”, que con Washington y Puerto Rico se ha creado un cuento más o menos al estilo de la revista religiosa ¡Despertad! que inicia de la siguiente manera:

Una pequeña, abandonada y arruinada isla del Caribe le pide perdón a su prestigioso padre, norteño-anglosajón, por el desorden y “despilfarro económico” que ha hecho de sus bienes materiales durante su juventud.

Al final, el cuento queda en suspenso ya que el padre todavía está pensando en si otorgarle el perdón o distribuirle parte de la herencia para salir de él.

 Y esto no me lo invento solo hay que leer algunos artículos noticiosos para entender que el tema de la crisis económica y la deuda se trabaja, no siempre, desde ángulos y gramáticas paternalistas.

Para seguir en la misma línea hace menos de tres meses, la congresista Nydia Velázquez, le pidió al primer ejecutivo, Barack Hussein Obama, a que convocara una reunión del Grupo de Trabajo de Mercados Financieros con el fin de que organizara un proceso de negociación en el que se reconociera que la deuda es impagable y que, por tanto, es inevitable la aprobación de una Ley de Quiebras Federal para Puerto Rico.

Yo no escuché respuesta alguna por parte de Obama ante la petición de Velázquez. Es más, y hasta me atrevo a decir, que Obama no se ha notado muy cercano o crítico en este proceso tan importante y determinante para el presente y futuro de Puerto Rico…

Pienso por un momento en la aclamada excarcelación de Oscar López, ¿Has escuchado a la Casa Blanca emitir algún comentario relevante sobre el tema?

Y a veces es fácil, pero no aceptable, entender la posición del Premio Nobel de la Paz ante la crítica situación en la isla: las elecciones están a la vuelta de la esquina y nadie quiere tirarle la toalla a los Clinton.

En fin, su ausentismo es irónico ya que siempre pensé que algo sería distinto cuando llegará este momento para Borinquén, por esto de ser Obama el presidente de las minorías, el primer ejecutivo más humanitario en la historia de los Estados Unidos después de Jimmy Carter, etc.

 Te pregunto:

¿Qué opinas de Barack Obama como presidente?

LD: Barack Hussein Obama es una desilusión para todos aquellos que pensaban que por parecerse a él o por su nombre verían un cambio en la manera en la que el gobierno de estados unidos ha manejado su vinculación con los pobres, las razas de color y sus vecinos del mundo -menos israel-.

Barry no es heredero de la esclavitud. Sus ancestros africanos no fueron esclavos en estados unidos, por lo tanto, no comparte las condiciones históricas de exclusión económica y social de un afroamericano sureño o de las grandes urbes de ese país.

Solo en el sur de Chicago encontró un nicho para acumular capital político entre las comunidades negras de ese olvidado y empobrecido sector. En la ciudad donde Oscar López descubrió que ser puertorriqueño en la diáspora era peor que estar en las junglas de Vietnam.

No creo que sea el más humanitario después de Carter.

Su mandato se ha caracterizado por una política de apendejamiento ante lo que israel piense y le dé la gana. Allí fue el mismo Netanyahu a regañarlos. Hasta se atrevieron  a incrementar los niveles de violencia civil, fomentando el desarrollo de bandas de subnormales armados en Libia, Siria e Irak.

Todavía el premio Nobel tiene sus tropas en Afganistán.

No sé cuántas más operaciones secretas realizadas en África y Asia, el continuo estrangulamiento al pueblo venezolano y todo esto apoyado por pandillas de mercenarios a los que llaman descaradamente “contratistas”.

Para colmo, la inacción de sus tribunales de justicia ante la violencia racista que sistemáticamente ha ido en ascenso, contra las personas que se parecen a él, hacen que uno se pregunte: ¿para qué carajos votaron por él si no era en nombre de la esperanza?

¿Crees que ha traído algún cambio al panorama político (el estatus) y económico (la deuda pública) de Puerto Rico?

 LD: Ningún cambio positivo.

Bajo su mandato Puerto Rico se ha empobrecido más, la Isla se vacía. Mandan más, mandan a Kruger, mandan a otra norteamericana a energía eléctrica, mandan monitores gringos a velar a la policía, mandan.

Se hacen los sordos ante los reclamos de sus más serviles colonizados populares en cuanto a las leyes de cabotaje y no sé qué más…

L@s jóvenes que se gradúan de las universidades terminan de gondoler@s y cajer@s en Walmart. Graduamos enfermer@s y maestr@s para que se vayan a estados unidos lo más rápido posible.

Solo hay espacio en esta Isla para que Walgreens y CVS sigan vacilando con su demanda de divorcio.

Pero me importa poco lo que los americanos quieran hacer o piensen sobre nosotros. Así mismo como han hecho otros gobiernos podemos hacerlo nosotros.

Por ejemplo, el gobierno de Ecuador le entró a correazos a los endeudadores imperialistas. Así mismito debemos hacer nosotros y no se nos va a caer un canto.

El caso de Puerto Rico es una extensión de la política de Obama, el CEO de la Gran Corporación del imperialismo universal.

El problema es como nuestra clase política secunda todas estas barbaridades para vivir en urbanizaciones de control de acceso y meter a sus niños en escuelitas segregadas por género en las que se hablan inglés.

Ya no podemos creernos la última Coca Cola del Caribe.

La única salida de los García Padilla de la vida es poner una cara de pendejos para explicar la supuesta imposibilidad de la vida sin endeudar  al “estado”.

Sin embargo los que se afectan no son ellos. No tuvieron que bañarse con cubitos de agua por cinco meses. A la menor provocación arrancan para el carajo, como Fortuño, a vacilar en los pasillos de Washington o regresan mesiánicamente como Rosselló, quien nos envió a su hijo para sacarnos de esta chatarra.

¿Hay alguna crítica sobre los dos mandatos de Obama en uno de tus discos? O sobre el alejamiento que ha demostrado acerca de los problemas políticos-económicos de Borinquén en este libro que presentas mañana jueves

 LD: Lo que tenía que decir sobre el hombre lo hice en el 2008, en una canción con el MC mexicano Bocafloja, “el Viejo Son”. Ojalá tuviera un nuevo disco. Lo que estoy presentando es mi libro de poesía, que es una muestra antológica de mi trabajo en el hip-hop como integrante de la agrupación Intifada.

Esta incluye textos de mis canciones y dos CD con las grabaciones de estos temas musicales. Sin embargo en el tema “El Cielo por Asalto” trato sobre la situación, pero desde nuestra óptica: El peor problema del colonialismo es que el enemigo tiene aliados muy serviles aquí adentro.

¿Crees que pueda ganar la extrema derecha (el ala republicana) en los Estados Unidos y que su agenda política corporativista/neoliberal  hunda más al país de lo que está?

LD: Yo creo que sí, pero espero que no.

Lo que esto refleja es un repliegue del grupúsculo que se cree dueño de estados unidos desde que le quitaron la tierra al papá de Pocajontas.

La verdad del caso es que el país que se inventaron esos esclavistas ya no existe. Esa nación tiene muchos colores y muchos idiomas.

Entonces, me parece que la caricatura de Donald Trump es lo más grotesco de todo este circo neonazi que viene de la flora intestinal yanqui.

Dudo que tenga un resultado fatal ganen o no estos loquitos.

Históricamente las clases obreras estadounidenses han resistido heroicamente sus embates. Y espero que esta sea una oportunidad para el desarrollo ideológico de la resistencia que nació en Seattle y despuntó en Occupy Wall Street, que lamentablemente fue el que votó por Obama.

¿A qué te refieres con que no hay peseta que pague esta deuda en el tema Nuevo Mundo?

Con eso me refiero a la deuda que tiene Occidente con América Latina. Como bien lo entendió Marx, la acumulación originaria del capital europeo se debió al saqueo y al holocausto americano. La deuda es de ellos con nosotros, no lo contrario. No les debemos nada.

¿Piensas que la deuda pública obligará a que la gente tome impulso para emprender nuevas iniciativas sociales que conlleven a una resolución de un tema tan importante como el estatus político de Puerto Rico? O piensas que todo seguirá igual…

LD: No sé.

La gente regularmente tiende a buscar salidas individuales o inmediatas y yo creo que esos pasos se están tomando.

El problema es que aquí la política se asocia tanto con el electoralismo que piensan que el problema es la política per se y no los políticos de carrera.

Aún así han surgido nuevas organizaciones partidistas que representan el sentir de la sociedad civil, como: el Partido del Pueblo Trabajador, Puertorriqueños por Puerto Rico y el Movimiento de Unión Soberanista.

Sin embargo el PPT (por quienes rompí mi huelga electoral) y el PPR, donde la mayoría es independentista o deberían serlo, han sido incapaces de articular la independencia de Puerto Rico como una necesidad económica.

Por otra parte, el MUS, mezcla demasiada gente que va desde liberales hasta conservadores de derecha, a quienes les unen diversas teorías de melonismo. Esto no lo digo de manera despectiva, pero eso lo que es.

El PIP, lamentablemente, me parece que ya cumplió con su misión histórica y debe abandonar el electoralismo puro y su preferencia por el cabildeo como solución.

A mi entender hay mucha gente que metería mano pero ninguno de los líderes de los movimientos mencionados anteriormente ha cantado las cosas como debe hacerse.

Solamente la licenciada Lúgaro ha sido una persona sincera, pero demasiado egocéntrica a mí entender porque asume que ella sola va a mover los muros de la estupidez política. Solo por eso hay que dársela.

Pero es otra abogada que ha hecho fortuna con sus guisos en el estado colonial.

¿Se acerca más el día de Borinquén ser libre o independiente o piensas que dicho evento no ocurrirá?

LD: Nosotros podemos y nos conviene la independencia para integrarnos al mundo. En especial a nuestros vecinos. Esta debe ir de la mano de un proyecto serio de integración regional que nos permita romper con el complejo de inferioridad que tenemos en relación con los gringos, el complejo de superioridad que tenemos en relación con nuestros vecinos (dominicanos sobretodo), el aislamiento provocado por los siglos de dominación y desnaturalización cultural que el imperialismo impuso sobre esta nación archipiélago que los taínos dominaron como un solo mundo.

Aprovechar el descongelamiento de la Guerra Fría y el mundo bipolar, la mal llamada “apertura” de Cuba y el surgimiento de organismos como la CELAC, que muestran que Latinoamérica y el Caribe pueden ser autosuficientes y resistir los mandatos imperialistas cuando nos juntamos.

Sobre República Dominicana y Haití…

En canciones anteriores tocas el tema de las fronteras: esas líneas invisibles que no sirven para nada. No obstante, estas dividen a toda América Latina y sobre todo a una isla caribeña PARTIDA en dos: RD y Haití.

Hoy día República Dominicana y Haití viven momentos caldeados en lo referente a la agenda migratoria y el derecho que tienen miles de hermanos haitianos nacidos en RD a vivir, educarse, trabajar y formar sus familias en suelo “dominicano”.

Sin embargo, un sistema de regularización, desorganizado y altamente selectivo, ha provocado que miles de haitianxs nacidxs en territorio dominicano fuesen repatriadxs a un país que ni conocen. Todo esto sucede hace menos de tres meses atrás. 

El mundo, su población humana, vio el penoso proceso y dio su veredicto: tenemos (los dominicanos) un gobierno racista y una política de miedo y de represión en contra de la comunidad trabajadora haitiana.

 Como eres todo un Antillano y Caribeñista te pregunto:

¿Qué opinas como ser humano del plan de regularización de lxs haitianxs en la República Dominicana?

LD: Todo nació cuando los piratas en un vacilón con los españoles empezaron a formar bacanales lo más lejos posible de la capital, Santo Domingo. Entonces, cuando Dessalines empezó a romper el party llegaron de todos los puntos del planeta a joder el parto.

Lamentablemente, el miedo al haitiano, empezó a gestar una clase criolla consciente de  su pellejo y de lo mucho que la caña les gustaba a los gringos. Entonces comenzaron a crear modelos racistas de país.

El propio Bolívar empezó con eso hasta que naufragó en la falda de Petión, porque si no iba a hacer un Haití en Venezuela con un rey blanco y español.

Lo mismo pasó en Cuba con la paz del Zanjón del 1878. Prefirieron los criollos blancos seguir en colonia que compartir la patria con los negros de Maceo. República Dominicana nació con un poco de eso, el problema que tenían los patricios blancos es que nadie nunca le pudo meter las cabras a los haitianos. Entonces, yo creo, acá entre nosotros, que deberían borrar la frontera menear la isla completa hasta que todos se mezclen con todos.

Pero fuera de relajo, el racismo debe comenzar con el combate al propio rechazo que tenemos nosotros mismos de nosotros.

Toma a Sammy Sosa como ejemplo: Tan lindo que era y ahora es gris verdoso.

Lo mismo que pasó en Sudáfrica, que es lo mismo que debe pasar entre Palestina e israel, en estados unidos, reconocer que el estado no es necesariamente la nación, pues la nación es de muchos tonos.

¿Crees que el país tiene el derecho de llevar a cabo una agenda de control humano tan  racialmente sesgada como esta? 

LD: No creo eso, pero creo que los dominicanos son una nacionalidad y tienen derecho a existir, aunque dominicanos son todos los que nacen en República Dominicana.

Esos no son mecanismos de control, son estrategias hitlerianas que a nada conducen, máxime, es un país que le dice haitiano a cualquier negro como si eso fuera lo peor del mundo.

¿Piensas que el racismo y el miedo histórico nos han llevado a tomar estas decisiones políticas drásticas y a ciegas cuando pueden existir otras opciones para compartir la misma isla?

LD: Es el miedo a aceptarse como es uno. ¿Qué carajo debemos estar nosotros pendientes de enterrar a Cristóbal Colon en nuestro suelo? ¿Ser herederos de qué? ¿Tener el privilegio de ser los primeros en ser masacrados por España?

Lo que hay que hacer es tumbar la maldita estatua de Colón que hay en la plaza de la capital y convertir la tumba donde no hay ningún Cristóbal Colón y hacer algo bien jevy (chévere) que haga que se reconcilien los hijos de Hatuey de ambos lados de la Isla.

¿Crees que Haití debería votar por políticos más aptos? ¿Piensas que Martelly está  apto para continuar gobernando en Haití?

LD: Haití tiene que hacer restart. Con la ayuda responsable de todos los que les debemos algo. Todos. Un plan Marshall sin esclavitud ni deuda. Desde Francia, Estados y España, hasta nosotros sus vecinos debemos trabajar por la reconstrucción de Haití.

Yo siempre he soñado que si algún día nuestras Antillas logran sacar a todos esos piratas y bucaneros, podemos hacer un Congreso con funciones legislativas para todos con sede en Haití, en una ciudad nueva que se construya como Brasilia, la capital del Caribe, Ciudad Hatuey o un disparate así.

Así como Puerto Rico necesita integrarse a la región para una independencia exitosa, toda nuestra región debe saldar la deuda histórica que tiene con Haití, por habernos enseñado el valor de la libertad. De lo contrario: estamos teorizando sobre la mierda.

Ahora que toco el tema de nuestras islas caribeñas, hablemos de ese hermoso puente que has construido y fortalecido con la República Dominicana desde hace ya más de una década.

Yo conozco al corillo de Raymundo y la Sandy, en fin, a parte de la gente que organiza el congreso de Hip Hop anual llamado América Libre.

Así que de ti he escuchado muchas cosas buenas desde hace años, pero no he tenido la oportunidad de entrevistarte o de siquiera de hablar contigo.

Gracias a Hermes Ayala es que te hago estas preguntas hoy.

Así que seré directa con el tema de la relación dominico-boricua ya que en los últimos años he notado mucha unión, colaboración y cooperación entre RD y PR en varias disciplinas del arte.

¿Crees que ya cambió en Puerto Rico la visión del dominicano ignorante, pobre e inferior que predominaba en PR hace unos 15 o 20 años atrás?

LD: No. Ojalá.

A nosotros nos tienen en la burbuja del imperialismo, una que desfigura la percepción que tenemos de nosotros y que nos hace más ignorantes al hacernos creer que somos mejores porque supuestamente tenemos a los gringos.

Lo que yo siento por la República Dominicana es lo mismo que Hostos y Betánces quienes, a pesar de todo lo anterior, han visto en ustedes los dominicanos un espejo.

Esos hermanos míos de los que tú hablas nunca han permitido que yo me sienta como extranjero en tu país.

Yo sé que ellos se van hasta abajo por mí y yo por ellos. Los shows más áperos (cabrones) han sido en Santo Domingo, desde el primer América Libre.

No habrá mucho púbico, pero es un público de alta calidad, repleto de colegas, de MCs respetado y conocidos que siempre están presionándome para que yo cante trescientas canciones y se las cantan todos conmigo. Siempre me han abierto los brazos.

Yo tengo aquí en Puerto Rico a todos mis compadres que son dominicanos. La presentación de mi libro en Nueva York no hubiese sido posible sin los dominicanos de la diáspora.

Así que esto que nosotros tenemos es la chispa de la esperanza, pero se basa en la conciencia de aceptarnos en nuestro mestizaje, historia común, cultura similar, tantas cosas que debemos conocer y aceptar todos los que nacemos en estas dos islas divididas entre tantas cosas que no podemos encontrarnos entre tanto pedazo de naufragio.

¿Por qué transgredes ese imaginario social negativo e inferior sobre el dominicano y decides hacer contacto, no solo con República Dominicana, sino también con Cuba?

LD: Por la misma razón. La bandera dominicana es la de Haití, pero con una cruz (blanca). La de Lares es la bandera dominicana con una estrellita en una esquina. La bandera de Cuba es la misma de Puerto Rico. Somos una misma nación truncada en pedacitos.

¿Cómo haber soportado a tanto filibustero, tener tantos idiomas, tantos colores y seguir pensándonos hermanos?

Como nos han partido tanto que tu isla tiene dos países. Como Cuba es comunista y Puerto Rico es colonia yanqui, si somos la misma salsa.

Yo creo en todo esto y no son fecas. No hay de otra manera para un porvenir de sanación espiritual, un fufú de nuestros corazones.

Cuándo visitas por primera vez la RD,  ¿cuáles fueron tus impresiones en ese entonces?

LD: Fue un resort del que no podía salir porque estaba tan lejos de la capital que no sentía que estaba en República Dominicana. Lo que quería era salir del fokin’ hotel a ver la ciudad, pero cuando finalmente fui me sentí tan turista que me devolví pa’l resort a beber ron y cerveza.

¿Qué similitudes encontraste entre RD y PR?

LD: No las pude encontrar la primera vez. Tampoco en la segunda porque fui a un evento en la UASD. Así que estuve entre el ambiente universitario.

En mis primeros viajes vi las mismas playas que en Puerto Rico y los mismos estudiantes que había visto en la UPR, pero con distintos romos.

América Libre me enseñó los barrios de Capotillo, Villa Juana, Maquiteria, La Charles y muchas otras cosas que me hicieron sentirme privilegiado por haber visto lo que mis compatriotas no pueden ver.

Si te soy sincero, lo más parecido que tenemos es la gente, el mismo aceleramiento. Allí me enseñó mi pana Enigma que nadie es más Tiguere (listo) que nadie.

¿Qué malestares sociales has notado en República Dominicana en las recientes visitas?

LD: He visto el mismo malestar de siempre pero fuera de nuestro círculo de amigos, muy pocos cambios en la política y la dinámica de la sobrevivencia.

Las mismas estrategias de austeridad que siempre pagan los menos afortunados.

Un poco relajando pero en serio, mis amigos sienten gran malestar ante el Dembow y la Bachata, pero ¡cómo abunda esa vaina! Es como en Puerto Rico con el regetón. Hemos visto fortalecerse esos ejemplos de glorificación del hampa y el hedonismo como salida inmediata, un placebo ante la desesperación que mantiene a los más jóvenes y más pobres, enajenados.

Como atrapados por el horizonte debido al histórico saqueo del tesoro nacional. Los chamacos lo que piensan es que están bien si toman un poquito de ese botín.

El PLD ha gobernado por casi 20 años en RD. ¿Qué opinas de eso? ¿Qué has notado en lo que dice la gente cuando visitas y se habla de la elite peledeísta del país?

 LD: Lo mismo que pasa con nosotros les pasa a los mexicanos con la mierda del PRI, también se ve en el giro derechista de la política en Costa Rica, Panamá, Perú y Colombia, etc. A los chilenos con la constitución pinochetista, mientras su entorno se va transformando. Honduras y Paraguay trataron y los agolpearon. Pero trataron varias veces en Venezuela, Ecuador y Bolivia y no han podido.

Lamentablemente los azotes de esta crisis que han posibilitado sacudidas populares no han generado en nuestros países la galvanización de un discurso que rompa estos esquemas de saqueo y corrupción.

¿Crees que RD y PR comparten esos malestares que ciertamente nacen de la corrupción política, inequidad social y desigualdad de género? O piensas que hay alguna diferencia…

LD: Es lo mismo, pero para ser sincero en la República Dominicana los niveles de cada una de esas áreas son mucho más dramáticos. Aunque la candidatura de Ricky Rosselló promete empatar la pelea.

¿Escucharemos sobre estos temas en alguna canción de este nuevo disco?

LD: Pues seguro que sí.

¿Qué opinas del tema en boga de “Cuba se Abre al Mundo”?

LD: Cuba derrotó al imperio yanqui en su pulseo criminal por asfixiar la revolución y corromper con sus cantos de sirena la conciencia de sus jóvenes.

¿A qué se abre? Pues no sé.

Dicen que Apple ya abrió una tienda. Tal vez Walmart encuentre un campo más fértil para esclavizar la conciencia del Caribe. Espero equivocarme. Espero ver gente joven y verdaderamente revolucionaria en su gobierno. Espero que tampoco se convierta en la China comunista actual que Mao Tse Tung odiaría con todas sus fuerzas.

Pero los gringos saben que estaban perdiendo oportunidades ante la “Cuba abierta al resto del mundo menos a los yanquis”.

Además, en la actualidad les conviene dejar de joder con ellos, pues hay que joder con Venezuela  que tiene petróleo y Oriente Medio está prendío en candela.

¿Ves en esta supuesta apertura algo positivo o negativo? ¿Hablarás de este tema en tu disco?

LD: No sé. Debe haber un poco de ambas cosas ante los dos escenarios. Hablar de Cuba es bien complicado para mí. Y siento que siempre que lo hago pierdo otro amigo. Espero que de esto solo podamos estar más cerca ellos y nosotros. Que se sanen unos golpes.

Pero que sean ellos los dueños de su destino y no el destino manifiesto.

Quisiera cerrar con la pregunta de cómo visualizas o proyectas el futuro de América Latina y el Caribe según como corre la cosa ahora. ¿Qué nos queda nos queda en esta parte del mundo por hacer?

Todos soñamos con un mejor mañana pero desde la comodidad de nuestro hogar, con el Internet, los chavos listos para beber y el truco sexual bajo la manga en los wikénes. Una revolución social atentaría contra esa comodidad que nos ha puesto el capitalismo en bandeja de plata a través del consumo excesivo.

Mientras exista el billete para gastar la felicidad seguirá agrandándose dentro de nuestras burbujas mentales. No obstante, pienso que esa burbuja está llegando a su estado más frágil…

Recordemos que hasta los íconos de la política izquierdista han caído ante el modelo neoliberal y la corrupción.

Dilma en Brasil se desprestigió con el problema de la Petrobras  y el Mundial de Fútbol. Bachelet en Chile ha barrido y mapeado el piso con los estudiantes.  México ni hablar, su narco estado, todavía no ha podido dar pie con bola con el hallazgo de los estudiantes desaparecidos en el Estado de Guerrero. Paraguay volvió a las riendas de la política neoliberal luego de que sacaran a Lugo del gobierno. Y Cristina trata al pueblo argentino como si fuesen invitados en el patio de su casa haciendo siempre lo que le da la gana con el pueblo.

Nos quedaba Mujica pero ya terminó su mandato. Y por último está Maduro, que al parecer, se encuentra al pie de una batalla que ni él mismo entiende.

No podemos creerle mucho a los medios de comunicación pero no tenemos de otra. Vivimos en la era de la información y esto de leer, compartir y creer que la información presentada es la verdad absoluta, según el prestigio del medio que la presenta, es ya parte de nuestro ADN.

“Lo dijo el NYT así que no puede ser embuste”, se puede leer por ahí…

En fin, poco a poco se agranda un limbo existencial que se alimenta de todos los problemas sociales y frustraciones que mantenemos en silencio. Muchas veces no podemos entender, o quizás, se nos hace difícil evaluar si rebelarnos o no en contra de lo inalcanzable o lo que ya aparenta ser un modelo roto…

¿Qué pasará con el futuro de AL y el Caribe? ¿Cuál será su futuro político? ¿Hablas de esto en tu libro o un nuevo disco? ¿Sueñas con algo mejor para nuestros pueblos?

LD: Yo no sé lo que la gente piensa que es izquierda. Aquí hay gente que se cree que el PIP es la izquierda o que existe una izquierda en el PPD. Lo mismo pasa en el resto de América Latina.

Antes la izquierda se asociaba con el marxismo, pero nunca hemos podido aplicarlo a nuestra realidad por dos razones:1) porque no existe un esquema para aplicarlo a nuestra realidad regional, y 2) siempre que se intenta, los invaden directa o indirectamente.

El Socialismo del siglo XXI es un intento y ha tenido éxito al generar un espíritu antiimperialista y de integración regional para evitar los abusos de las potencias extranjeras. Ha posibilitado una conciencia anticapitalista más allá del puro keynesianismo y una apertura a la participación ciudadana.

El propio Lula estaba lejos de lo que considero izquierda durante su presidencia a pesar de que un movimiento popular que incluye a revolucionarios de verdad le permitió ganar una elección.

Dilma heredó el prestigio y el anti-imperialismo de Lula, pero la ilusión de que fuera de izquierda no es realista.

Bachelet ha gobernado bajo la constitución de Pinochet, nada más con el testigo. Muy contrario ha sido el caso de Bolivia, Ecuador o Venezuela, países que se convirtieron en otra cosa, gracias a la revolución, donde en muchos casos la izquierda tradicional se marginó, es decir, las criticó desde afuera sin enfangarse las botas.

No estoy seguro de que Cristina, a pesar de mis dudas con el peronismo, sea la Carmen Yulín argentina, creo que allí hay unos elementos de izquierda que han sido muy vocales sobre ello, reconociendo que esa nación ya no es lo que antes fue y que, definitivamente no queda en Europa.

Como todo revolucionario tengo mis críticas a las revoluciones. Tengo posiciones diferentes a las de muchos de estos procesos, incluyendo a Venezuela. Creo que Maduro sí sabe lo que hace al igual que Chávez, pero pensar que las revoluciones dependen de una sola persona seria erróneo.

Las revoluciones las hacen los pueblos, las clases sociales y no los individuos.


Texto por: Camila Frías Estrada