DON SENARIO: UN HOMENAJE AL PASADO Y EL PORVENIR


Por: Ciudad Puente


Hoy no hay público sobre las aceras del barrio El Gandúl, tampoco hay tarimas destinadas al entretenimiento masivo. Aquí la Ley es y se ha convertido en la dedicación y el trabajo de los artistas que retoman las paredes de una ciudad que aparenta haber sido olvidada en el discurso de la crisis económica puertorriqueña.

En la calle Elisa Cerra en Santurce, la magia del arte se transforma y toma su valor en el proceso mismo. En la evolución diaria de una belleza que todavía permanece incompleta pero que aún es atractiva, sorprendente, en fin, sublime.

Son las tres de la tarde de este miércoles dos de marzo, y desde ya, se pueden identificar uno que otro periodista o fotógrafo en búsqueda de las historias que contienen las obras artísticas “under construction” sobre las paredes y lotes del barrio. Al mismo tiempo, y de fondo, se puede escuchar el ritmo de una Salsa Gorda acompañada de los marronazos y los ruidos que hacen los artistas al mover sus escaleras y/o instrumentos de trabajo.

final
José Luis Gutiérrez, creador de Don Senario

Así encuentro a José Luis Gutiérrez, tras una puerta de hierro que protege la escultura escenográfica en la que ha estado trabajando hace 24 días sin parar. Esta pieza multifuncional le rinde homenaje a todos los profesores, maestros, artistas, familiares y mentores que estuvieron antes que Gutiérrez y la compañía de teatro Pie De Amigo, una que ha producido la imponente pieza de: “Don Senario: el abuelito teatrero”.

Sin embargo la historia de los artistas tras esta obra, se ha destacado por las luchas, los sacrificios y la perseverancia que han tenido a través de los años para llegar a Santurce Es Ley. Estas cualidades aparentan ser necesarias para triunfar en una época donde las oportunidades de exposición son escasas si se prescinde de los presupuestos institucionales y/o estatales para hacer arte. Por tal razón, “Don Senario…”, se convierte no solo en un homenaje al pasado sino también al presente y el porvenir de los artistas perservantes del país.

Pie De Amigo y los frutos de quince años de espera

ojo y jose
El ojo de Don Senario

La compañía teatral Pie De Amigo nace en la Universidad de Puerto Rico hacia el año 2001. En ese entonces, Cristina Sesto, José Luis Gutiérrez y Wendel Agosto, los primeros dos estudiantes del programa de teatro del recinto de Río Piedras, y el último estudiante de ingeniería, se educaron de forma integral en las distintas áreas de las Artes Escénicas con el fin de crear en el futuro un producto distinto y destinado para las diversas comunidades que conforman a Puerto Rico.

Esta etapa formativa en la academia prepara al dúo de teatreros con el conocimiento necesario para construir un lenguaje y estilo propio, expandir su red de colaboradores y crear alianzas con otros colectivos artísticos. Con estos elementos como base, y luego de quince años de colaboración en distintas producciones de Puerto Rico, Pie De Amigo logra desarrollar, para el evento cultural Santurce Es Ley, el concepto teatral inédito: “Don Senario: el abuelito teatrero”.

“Después de quince años elaborando escenografías para distintas salas teatrales, decidimos sacar la escenografía del teatro. Ahora sucede lo inverso: la escenografía es la que contiene escenario teatral. Por esta razón, el nombre de la pieza es “Don Senario: el abuelito teatrero”. Este concepto se basa en la cabeza de una persona mayor y natural de El Gandúl (barrio de Santurce) que representa la experiencia, el alma y la sabiduría de este barrio. En fin, Don Senario es el querendón de todos”, relata José Luis Gutierrez quien es la cabeza creativa del proyecto.

Sobre los materiales, el propósito y proceso de construcción de “Don Senario”

maderas

Para la construcción de “Don Senario…” se utilizaron solamente materiales reciclados. Entre estos se encuentran: 200 paletas de madera, 100 libras de tornillos, varias libras ropa reusada, gomas de carro y aproximadamente 50 cajones de leche donadas.

“Como escenógrafo pienso que aquí se desperdicia mucho material cuando se construyen las escenografías. Por lo tanto, en este proyecto, usamos materiales reciclados. ¡Y qué mejor material que la madera de paleta! La realidad es que con Don Senario queremos hacer algo que nos represente como compañía. Pero no podemos hacer algo nuevo si seguimos haciendo lo mismo y uno de los primeros pasos es extender la vida de los recursos materiales que usamos en nuestras obras y no mal gastarlos”, anota Gutiérrez.

“Don Senario…”, es una escultura escenográfica hecha para ser fácilmente montable y desmontable con el propósito de que pueda recorrer distintos espacios alrededor del país. Esta cara de 20 pies por 20, y construida en paletas de madera, tiene movimiento en los ojos, la garganta y la boca, como también sirve de escenario para performances teatrales. Una de las metas de Pie De Amigo es poder llevar esta plataforma rodante a distintas comunidades y barrios, con el fin de fomentar el concepto de un teatro accesible para todos los habitantes de Puerto Rico.

“Lo importante es que ‘Don Senario’ esté dentro de los barrios porque en ese espacio es donde nace el concepto. Uno que parte de la idea de hacer una nueva plataforma teatral para los nuevos actores y para las comunidades del país. Yo sinceramente deseo que la pieza recorra por los 78 municipios de esta isla”, indica con entusiasmo Gutiérrez.

Santurce Es Ley: la puerta de Don Senario, Pie De Amigo, y los Senarianos

shadows

Desde hace unos años el trabajo como escenógrafo de José Luis Gutiérrez capturaba la atención de Alexis Bousquet productor, y gestor cultural, de Santurce Es Ley. Es por tal razón que le invita a intervenir desde su fuerte como artista: el teatro.

“Para mi ‘SEL’ es una puerta y mi llave es Don Senario. Este evento tiene una vibra muy hermosa. Además, es la oportunidad de exposición que hemos estado esperando por muchos años. Aquí no me atrevo que decir que me encuentro con un ego artístico cada vez que conozco a alguien. Todos son personas que tal vez podrían jactarse de lo que están haciendo. Sin embargo, son seres humanos humildes, enfocados, claros y sinceros. La verdad es que la estoy pasando de maravilla. SEL debería estar pasando todo el año”, relata.

Construir es un proceso…

La construcción de “Don Senario…”, ha costado el sacrifico de intensas jornadas de trabajo. Unas que van de 12 a 13 horas los fines de semana y de ocho a diez horas los días de semana. Durante este proceso se han integrado un gran número de voluntarios y colegas artistas interesados en aportar sus destrezas para la finalización de esta imponente obra.

“Las posiciones de los voluntarios se han delegado por sus destrezas. No podemos aceptar a todos los voluntarios -ojalá y fuese así- pero solo podemos aceptar a un tipo en específico que tenga las destrezas necesarias. Aquí hay Senarianos –así le llamo a nuestros voluntarios- que trabajan en rageo, tour de cuevas, algunos son tramoyas. En fin, todos son muy buenos en lo que hacen”, concluye Gutiérrez.

Don Senario: una producción fortalecida por las alianzas, las redes humanas y artísticas

adentro

Llevar a cabo este tipo de producción requiere de: una buena planificación y el uso eficiente de las conexiones artísticas y mediáticas, la formación alianzas para conseguir los materiales necesarios a través de intercambios y el saber cómo maximizar el presupuesto y tiempo invertido.

Teniendo estos aspectos como norte, Pie De Amigo, delegó sus posiciones desde octubre de 2015: José Luis Gutiérrez sería la cabeza creativa, Wendel Agosto sería el encargado del aspecto técnico, y Cristina Sesto la encargada de publicidad y producción. A este equipo también se une la productora y actriz Leirannette Ruíz.

“Aquí ya hay una inversión económica y de tiempo. Hemos hecho funciones, filmaciones y hemos acomodado otros trabajos pequeños, con el propósito de financiar con sacrificio a ‘Don Senario…’. Con esto queremos dar a entender que no siempre podemos depender del gobierno para costear nuestros proyectos. El proceso no es fácil, y en este caso, Pie De Amigo, estuvo en la calle trabajando por muchos meses para que esto sea posible”, puntualiza Cristina Sesto.

La gestión de los materiales para crear a “Don Senario…”

madera2
Cielo, techo, y madera

Conseguir los materiales, pautar horarios, comidas, reuniones y diseñar la estrategia de mercadeo han formado parte del trabajo diario y adicional de Sexto y Ruíz, ya que ambas dividen su día entre la jornada profesional y la artística. No obstante, todo ha marchado en orden.

“No es fácil acercarse a otro artista a decirle que no hay chavos, pero la gente, los panas y los artistas bregan. Por ejemplo, La Respuesta nos dio luz verde con su ayuda. El dueño del bar El Watusi, siempre está aquí dándonos la mano. Algunos colegas ajustaron sus horarios de trabajo y se integraron. Otros nos donaron las paletas de madera. Aquí hay mil dólares en paletas si hubiesen sido compradas a cinco dólares. La realidad es que si no hubiésemos recibido esa donación en enero 29, ese sería un gasto inicial de mil dólares”, explica Sesto.

A esto Ruíz añade que “…eso es lo interesante de este proyecto, que todo el mundo se puede integrar como también puede compartir, producir, y aprender. En este momento estamos todos unidos con un montón de gente con la cual hemos colaborado anteriormente. Y pues, ya esos contactos los podemos conseguir sin problemas y eso nos facilita el proceso. Porque hay una experiencia previa y ya nos reconocemos unos a otros como artistas. Hasta el dueño de un colmado del área nos donó ocho cajones de leche, simplemente por ayudar”.

La importancia de crear propuestas para promover a “Don Senario…”

Según Sexto, el papel –la propuesta en sí- lo aguanta todo. No obstante, cuando los gestores culturales, artistas, y los medios de comunicación alternativos, y tradicionales, se acercaron a la calle Elisa Cerra a ver la obra, notaron que sí, que era posible completarla.

“La gente leyó la propuesta pero luego de comenzar a ver cómo iba el proyecto, materialmente hablando, se motivaron mucho más y decidieron integrarse al proceso. En adición, Leirannette y yo hemos gestionado la producción, prensa y publicidad con los amigos que quisieron darle la primicia a la obra. Así que nos sentamos a contactar a los periodistas que estudiaron con nosotros en la UPR y a nuestros amigos escritores que trabajan en medio cibernéticos y radiales. Con esto hemos hecho una red de amigos que han colaborado con artículos, grabaciones audiovisuales, y en el diseño de la página para promocionar a Don Senario”, puntualiza Sesto.

Interactuar con la comunidad de Santurce: una actividad educativa y exploratoria

La interacción con la comunidad El Gandúl no solo se manifiesta durante el tiempo real en que corre Santurce Es Ley sino también mientras se va construyendo el evento. Es durante este tiempo que se ve el interés de la comunidad y el apoyo hacia la producción artística que se da en los predios de donde residen.

“Los niños llegan a colaborar, como Sonia (residente del área) que tiene unos diez años, y estuvo dos días ayudando. En otra ocasión un grupo de estudiantes de Arecibo llegaron al espacio, cortaron tela y tomaron un taller sobre escenografía y utileria. Si nos fijamos bien, todo esto es parte de un proyecto que va más allá de tres días de puro arte. Aquí la comunidad y los estudiantes llegan a educarse y a explorar los aspectos nítidos del quehacer artístico desde su comunidad. Y esto es lo que significa ‘Don Senario…’ lo que somos como cultura, lo que somos la gente que vive en Tras Talleres, y cómo se manifiesta la belleza y  lucha de los barrios urbanos”, analiza Ruíz de manera afable.

Don Senario: el grito de protesta de una nueva generación de teatreros

don senario
Don Senario en su etapa final/ Foto por: Ángel Manuel

Innovar el contenido de las piezas teatrales y hacer accesible el teatro como espacio de manifestación artística son dos de las razones por la cual Pie De Amigo ha realizado “Don Senario…”. El deseo de esta compañía teatral es tener la libertad de poner en escena nuevas narrativas que no están insertadas en la oferta teatral comercial. Por otra parte Sexto indica, que esta producción lleva el mensaje de que hacer arte independiente es posible a través de la autogestión y el uso eficiente de las redes humanas y artísticas.

“Este proyecto también surge de retar la idea de que: si no hay fondos, no se trabaja. Aquí nosotros planteamos de que: sí se puede. Se puede trabajar, ahorrar e invertir eficientemente las ganas que tenemos para hacer este proyecto en una iniciativa tan importante y única como Santurce Es Ley. ‘Don Senario…’ es en cierto modo, un mensaje que dice: ¡ya nosotros podemos hacerlo solos!”.

Por otra parte, Sesto indica que “‘Don Senario’ es un grito de protesta al reciclaje de obras teatrales. Tenemos que parar eso, ya. Hay que explorar otros temas, hay que darle algo diferente a la gente. Y esto se está manifestando a nivel nacional. Poco a poco, nosotros, y otros colectivos, le estamos presentando al público otro producto cultural en Puerto Rico. Porque como verán este es nuestro momento, nuestro tiempo, esta es nuestra generación. Una que sabe desenvolverse en diversas áreas y que por tal razón ya puede producir lo que quiere desde donde quiere”, concluye.


Para saber más sobre Don Senario haz clic aquí