Las ciudades más hermosas del mundo tienen miles de callejones

Los callejones nos motivan a conocernos, a mirarnos y reconocer que el amor muchas veces es como un callejón: simple, útil, y necesario. No le tengas miedo, entra en ellos y olvídate del parking.