IMG_7900

A veces puedes escuchar al trompetista en esta esquina, en otras ocasiones el simple sonido de las bocinas. No obstante, lo mejor es bajar a la izquierda y encontrarse con el negocio llamado Cabrera.
“Dame una empanadilla de pizza, y un taquito de camarones”, escucharás a alguien decir a eso de las 10:30 de la noche un jueves.